h1

Google Documents: Tentador, pero no.

26/03/2009

Estoy esperando recibir el Dell Inspiron Mini 9 que he comprado, y dándole vueltas a como voy a hacer para acostumbrarme a la ausencia de disco duro. Algunas de las posibilidades son funcionar con memorias flash, “llaves” USB o un disco duro externo, pero también he sopesado la posibilidad de usar Google Documents.

Tengo algunos documentos sueltos en este servicio de Google, pero no deja de ser algo anecdótico: ni recuerdo cuales son ni están actualizados, porque los documentos con los que trabajo son los que están en el disco duro de mi portátil. Así que la pregunta es ¿quiero que este servicio reemplace a mi disco duro aunque solo sea en lo que a documentos se refiere?

En cuanto a los aspectos positivos está la comodidad de poder acceder a los documentos desde cualquier ordenador con conexión a Internet, poder compartirlos, etc. En resumen, todas las maravillas que Google cuenta sobre su propio servicio. Además es de agradecer que utilice estándares abiertos como OpenDocument, por lo que es perfectamente compatible con OpenOffice y otros programas. Esto me da la tranquilidad de que mis documentos no queden atrapados en un formato cerrado.

Pero también están los aspectos negativos:

  • Google Documents es un programa privativo. A pesar de que este programa se esté ejecutando en otro ordenador, lo cierto es que es privativo y no libre, y no me apetece desandar parte del camino que he recorrido y que me ha llevado a usar cada vez más programas libres. Siendo sincero, tampoco es que yo sea purista en extremo: utilizo otros programas que son igual de privativos como el webmail de Google, el programita para poner las notas de mi colegio o (últimamente) el juego World of Goo, pero en el caso de los documentos estoy contento con el OpenOffice y, como he dicho, no me apetece dar marcha atrás.
  • Google Documents no permite la descarga de varios ficheros a la vez, ni descargar una copia de seguridad completa ni tener una carpeta en un disco local sincronizada con los ficheros de la web. Hay una opción de trabajar off-line, pero lo cierto es que no tengo demasiado claro que esto signifique que puedo trabajar con los documentos de mi disco duro con otro programa si me apetece. Esto significa que cuantos más documentos tenga en este servicio más difícil será luego realizar una descarga completa y volver a trabajar como siempre si eso me apeteciese en algún momento.

La sensación de sentirme atrapado por un determinado servicio de una compañía concreta sumado a que este servicio está basado en programas privativos es más de lo que puedo soportar, así que aunque resulte tentador creo que no voy a utilizar Google Documents.

Ya había tomado esta decisión cuando me entero de que Last.fm va a empezar a cobrar por algunos de los servicios que ofrecía gratuitamente. ¿Es imposible pensar que un día Google cobre por sus servicios? ¿O que abandone el desarrollo de un producto que no tenga el éxito deseado? ¿O que aparezcan y desaparezcan funcionalidades de manera arbitraria? No lo es, así que mas vale contar con la posibilidad de que esto suceda.

¿Cual es, entonces, la solución? Existen programas libres similares a Google Documents que podemos instalar en nuestro própio servidor como, por ejemplo el todavia inmaduro OpenGoo. No creo que sea esta la solución que yo adopte, prefiero tener mis documentos en memorias USB o acceder al ordenador de mi casa a través de una conexión sftp.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: